Menú Cerrar

¿El orden…perfecto?

No hay una ley para armar una hamburguesa pero sí vale la pena oír consejos.

Parece fácil pero no lo es. Como todo, armar una hamburguesa tiene su técnica y va más allá de colocar una rueda de carne entre dos rebanadas de pan. Si se hace bien los sabores se lucirán y el “agarre” será perfecto.  Pan, carne, queso, lechuga, tomate y salsas, además de tocineta, champiñones, pepinillos, cebollas crudas o caramelizadas, huevo, embutidos, aguacate y cualquier otra adición, tienen su orden.

El pan, que por supuesto de ser de fresco y de buena calidad, solo debe tostarse por dentro –por fuera, para qué?- y debe untarse con aderezos poco invasivos que no opaquen el resto de los sabores. Del trío más conocido la mayonesa es la ideal, humedece el pan y funciona como “pegamento” de otros ingredientes. Sin embargo, no es obligatoria.

Hay quienes dicen que después van el ketchup y la mostaza. Otros insisten en que es la carne pues le da al plato un balance necesario y lo hace más fácil de comer y proponen encima los vegetales, para evitar que el pan se humedezca con los jugos de la carne, sobre todo si ésta es muy gruesa y poco cocida.

Después el queso, bien fundido, los añadidos -tocineta, cebollas caramelizadas, champiñones, berenjenas grilladas o cualquier alimento que armonice a la perfección con el tipo de carne- mostaza y kétchup, incluso un huevo frito y, por último, la segunda rebanada de pan. No es una fórmula definitiva. Pero sí una buena orientación.

Con información de Cocina y Vino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.